Reflexiones

Si…

Comparte y difunde la sabiduría
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

Si es tu amigo y te quiere ….
Está cuando lo llamas, te coge el teléfono. Si no te lo coge te devuelve la llamada.
Sabe mirándote que algo pasa e intenta que hables de ello sin presionar.
Si estás en una crisis sabe hacerse presente sin invadirte pero sin dejarte solo.
No te critica por comportamientos propios de una persona enferma y no te dirige calificativos tipo “loco”
No pone cara de aburrimiento ni de impaciencia cuando le cuentes por cuarta vez lo mismo.
Te hace sentir que tu opinión le importa,que no es la opinión de un tarado.
Te acompaña cuando necesitas ir a alguna parte importante.
No se ríe de tus olvidos o de esos momentos en que estamos disociados.
Te dice las cosas que no ve bien de manera que tú puedas integrarlas dentro de ti y darles vueltas para sacarles lo mejor.
Apoya todo lo bueno que haces por pequeño que sea y no tiene inconveniente en repetirte que estás haciéndolo bien.
Recuerda las cosas que le cuentas y no te pregunta con cara de imbécil “!Ah, ¿pero tú tienes depresión?!”
No te llama drogadicto cuando te suben la medicación por un bajón peor de lo normal.
Tiene paciencia contigo y te hace ver que pase lo que pase, está ahí, está presente y te quiere.
No cambia planes para salir contigo si le surge otro plan más entretenido.
Dicho de manera concreta: ESTA PRESENTE EN TU VIDA A TODOS LOS EFECTOS, PARA LO BUENO Y PARA LO MALO.
Si hace lo contrario de lo mencionado o incluso llega a desaparecer porque no eres el tipo de persona divertida y animada que busca en su vida, o sólo aparece cuando necesita algo de ti, no es tu amigo, y cuanto más lejos esté de ti, mejor…Nadie necesita una persona de esas características.
La amistad es más que poner ositos en el muro de Facebook y cositas por el estilo.
Es estar en las buenas y sobre todo en las malas, que es donde realmente se ve quién está y quién hace mutis por el foro. Y de las personas que desaparecen cuando realmente se las necesita cualquiera puede prescindir. Seguramente tienen ciento y un mil razones para haberte dado la espalda, desde que las das miedo por tus comportamientos hasta que tienen mucho lío en sus vidas…Excusas, sin más. Cuando alguien realmente es amigo de otra persona no pone excusas, y es que el amor no entiende de mediocridades ni cobardías.
Parece un tópico pero es real como la vida misma: es mejor estar solo que mal acompañado, tanto si estás enfermo como sano como si eres un mixto de jamón y queso.

Comparte y difunde la sabiduría
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

6 Comentarios

  • Manuel Castellanos Plaza

    Estoy de acuerdo contigo de ‘p’ a ‘pa’, Fátima. Verás: padezco Trastorno Obsesivo Compulsivo(TOC). Hace algunos años, alguien que durante otros tantos se había comportado como un genuino amigo, cumpliendo con los requisitos que tú escribes, le confesó a otro de mis amigos que yo le daba miedo. Cuando se casó, puso precisamente la excusa que tú mencionas a la hora de visitarme: que tenía “mucho lío en su vida”. Yo, sinceramente, nunca he sentido hacia él amistad(soy franco en este sentido); pero él se ha pasado más de 20 años jactándose de que su mejor amigo(yo) era de derechas(esto es algo anecdótico). No me entristecí cuando me enteré de que doy miedo a alguien porque realmente no me afectó saberlo. Y no me importa saber nada de su vida. Aunque reconozco que guardo bellos recuerdos de sus padres. Ellos sí que fueron, para mí, grandes amigos.
    Un cordial saludo.
    Manuel Castellanos Plaza.

    • Fátima Pellico

      Lo siento tremendamente, Manuel. Esa gente que se comporta así es la que cuando más sola se siente acude a ti porque nadie más la acepta, sin darse cuenta, o dándosela pero les da lo mismo, del daño que te hicieron. Y desgraciadamente hay mucho de eso porque la imagen que se transmite de nosotros es la de personas que a las primeras de cambio te rebañan el pescuezo por un asiento en el autobús.

  • Manuel Castellanos Plaza

    Así es, Fátima. Cuando ocurre un asesinato y el autor tiene un cuadro de patología mental, la sociedad comenta: “Claro, si está loco; ¿cómo no iba a matarla?”. Así de indocumentada está la sociedad acerca de las enfermedades mentales. Yo padezco TOC y soy incapaz de matar a una mosca. En la plataforma http://www.change.org creé una petición de firmas para que la sociedad conozca el TOC y se investigue más esta dolencia mental, que tanto hace sufrir a quienes la padecemos.
    Un saludo cordial.
    Manuel

  • Ellie Banuelos-Garcia

    Hola Fátima,
    Excelente artículo. La verdad, tengo a mi mejor amiga y encaja en su mayor parte con tu descripción. Solo que no somos perfectos y hay días en que por mi TLP a veces se siente hostigada o cansada. Y ha sido muy abierta. Me dice que le tenga paciencia a ella también, que si no me contesta inmediatamente o responde mis mensajes que no me desespere. Y ahí es donde noto que la comunicación es imprescindible en una amistad dónde hay una parte con un trastorno y la otra parte que no. Bueno, es mi sincera y humilde opinión. Gracias.
    -Ellie Banuelos-Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.