Reflexiones

Nada es nunca tan malo como nos parece.

Comparte y difunde la sabiduría
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Seguramente muchas de las personas que nos vemos viviendo la pesadilla de una enfermedad mental o un trastorno de personalidad o ambos simultáneamente tenemos momentos en que nada funciona y todo a nuestro alrededor se cae como un castillo de naipes…Vamos viendo cómo se va cayendo y entre dejar que se caiga o empujarlo nosotros, es mejor que se vaya cayendo (aunque yo estoy especializada en empujarlo, no me van las medias tintas y, a veces, también peco de soberbia).

Pues en estos deliciosos momentos es cuando debemos echar mano de nuestro maletín de la señorita Pepis, y es aconsejable que esté lo más lleno posible de sopa de pollo para el alma, como se llama el libro tan famoso de Jack Canfield y que sin duda recomiendo.
Por muy mal que se pongan las cosas siempre, y digo SIEMPRE, se pueden poner peor a nivel anímico.Puede ser que discutamos con una gran amiga nuestra y que acabemos con el Rosario de la Aurora, o puede ser algo tan estúpido como que vamos a la peluquería y nos dejan el pelo como si tuviéramos sífilis o hubiéramos salido de un campo de concentración, o quizás nos han despedido de un trabajo…Puede ser cualquier cosa que para alguna de las personas llamadas normales sería poco más que una putada pero que a nosotros , por lo general, nos hunde o tiende a hacerlo.
¿ Qué hago yo en esos casos? sí, he pasado por rupturas sentimentales, he pasado por discusiones con personas que realmente me importan mucho a pesar de todo, también me he hecho estropicios en el pelo, y la única vez que me han despedido fue por estar de baja por depresión…Sé por experiencia que las cosas duelen ( si no te disocias) y crees que es el fin del mundo, pero tengo una buena noticia y es que NADA ES NUNCA EL FIN DEL MUNDO.

Creemos que perder a esa amiga, que ese despido, son las cosas peores que pueden pasarnos y mi experiencia me afirma que siempre hay cosas infinitamente peores. Sí, es cierto, es triste perder a una amiga o a un amigo o la pareja que creíamos que nos quería ( eso de amar como que para mí son palabras mayores). Pero a la vez que afirmo que casi todo tiene solución también afirmo que el tiempo es el que hace ver que lo que en algunos momentos es un mundo con los años veremos que era una estupidez, aunque dado nuestro trastorno para nosotros es algo que nos coloca con un pie en el abismo.

Concentrémonos en recordar que nuestro maletín de auxilio psicológico debe estar repleto de ideas buenas y que se puedan poner en práctica y que nada es nunca tan espantoso como pensamos.

 
 
 

Comparte y difunde la sabiduría
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un comentario

  • Manuel Castellanos Plaza

    ¿Has leído “Cándido”, de Voltaire? Se subtitula “Sobre el optimismo”. El personaje afirma que “todo sucede de la mejor manera posible”.
    Un cordial saludo.
    Manuel Castellanos Plaza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.