• Reflexiones

    Cómo me siento cuando me siento mal

    Sentirse mal es algo muy habitual en los que somos TLP. El dolor camina con nosotros, no en balde somos personas con el noventa por cien del cuerpo con quemaduras de tercer grado en lo que a la mente y el alma se refiere.El día que estoy peor de lo habitual, aunque mi cara sea más o menos la misma, la NADA toma el control de mi mente y afila los cuchillos. No pienso nada en particular, no hay un detonante que dispare el botón del maldito dolor. Sencillamente sé que está ahí y ese día las voy a pasar muy putas, putisimas.Si salgo a la calle, cosa que para…

  • Reflexiones

    Asuntos entre madre e hija

    Como supongo que casi todo el mundo en el ámbito TLP sabe, éste surge del maltrato/abuso en la infancia y/o adolescencia.En mi caso no fue maltrato físico sino psicológico, aunque para mí la palabra abuso es más descriptiva. Resulta que tuve la mala pata de nacer y ser la preferida de mi padre y ser la persona que más había amado en el mundo mi abuelo materno, Amancio Gómez Ayús, capitán de la Benemérita,que al comienzo de la Guerra Civil Española se pasó de zona roja a zona nacional porque su conciencia no le permitía obedecer a eso llamado Gobierno legítimamente constituido,que era el causante directo del levantamiento del Ejército porque…

  • Reflexiones

    Reflexión de madrugada

    ¿ De verdad que alguien cree, pero de verdad de ésas dichas con la mano en el corazón, que la enfermedad mental es un tema que sólo toca a unos cuantos? ¿En serio vamos por la vida pensando que la definición correcta de cosas malas es “Aquello que siempre toca a los demás pero no a mí”?Recuerdo una frase de mi padre que me hacía mucha gracia que decía algo así como “Hay que ver qué de gente se está muriendo que no se había muerto antes”…Y es que , además de que es graciosa, encierra una gran verdad: lo malo es lo que le toca a los demás (enfermedades, accidentes,…

  • Reflexiones

    Sigo necesitando…y lo necesitaré siempre

    Sigo necesitando que alguien me diga que todo va bien,que no es necesario que sea perfecta,que sentirme mal no me convierte en un  trasto para los demás,que pueden adaptarse a mi paso y que no pasa nada porque diga “hoy no puedo y no voy a dar explicaciones de por qué hoy no puedo”. Sigo necesitando que ese alguien me diga que lo estoy haciendo bien,que mis esfuerzos no son en balde,que poco a poco y que no estoy sola… Sigo necesitando que alguien me diga que,a pesar de todo,no estaré sola…

  • Sin categoría

    …Y si nos tomamos un chupito de lejía?

    El otro día estaba leyendo comentarios en grupos de tlp por ver un poco qué se seguía cociendo y me encuentro la entrada de lo que creo recordar que era una chica comentando que ha dejado la medicación,que se siente de fábula,que es consumidora habitual de mota (que tuve que ir a ver qué era y resulta ser marihuana) y que estaba pensando experimentar nada más y nada menos que con LSD. Volví a leerla porque no podía dar crédito a lo que estaba leyendo. Una supuesta TLP que deja la medicación,que usa marihuana y ahora habla de LSD, cuando uno de nuestros flancos más débiles está en las adicciones…y…

  • Reflexiones

    Derechos y deberes

    Como en todos los ámbitos de la vida, en los trastornos de la personalidad , en las enfermedades mentales, existen unos derechos inviolables y unas obligaciones ineludibles. Para quien no lo sepa, los derechos SIEMPRE  van de la mano, salvo en España, patria de los derechos infinitos, ilimitados y sin caducidad según el color de la piel. En fin, a lo que voy. Derechos: Tengo derecho a sentirme mal, a querer romper cosas y a que cuando digo que me siento mal alguien me escuche o me diga que todo va a ir bien. El hecho de que tenga derecho a ello no significa que nadie vaya a hacerlo ni que…

  • Reflexiones

    Nada es nunca tan malo como nos parece.

    Seguramente muchas de las personas que nos vemos viviendo la pesadilla de una enfermedad mental o un trastorno de personalidad o ambos simultáneamente tenemos momentos en que nada funciona y todo a nuestro alrededor se cae como un castillo de naipes…Vamos viendo cómo se va cayendo y entre dejar que se caiga o empujarlo nosotros, es mejor que se vaya cayendo (aunque yo estoy especializada en empujarlo, no me van las medias tintas y, a veces, también peco de soberbia). Pues en estos deliciosos momentos es cuando debemos echar mano de nuestro maletín de la señorita Pepis, y es aconsejable que esté lo más lleno posible de sopa de pollo para el…

  • Reflexiones

    Por muy mal que se pongan las cosas…

    Érase una vez una relación de varios años que se rompió. Las relaciones se rompen y eso no es una novedad para nadie, pero ésta se rompió en una circunstancia a todas luces raras. Yo estaba ingresada por segunda vez en el psiquiátrico y con la ayuda de mi padre intentaba aprovechar el tiempo al máximo. Fueron dos meses tan desagradables como suelen ser los tiempos que uno pasa en un manicomio, pero así es la vida. Pues bien, en ese tiempo en que yo estaba ingresada, con la idea de coger fuerzas para romper con la pareja que tenía por entonces porque la situación era insostenible y mi padre había decidido tomar…

  • Reflexiones

    Mi padre, mi pilar (I)

    A día de hoy se me hace un nudo en el alma cuando hablo de él, aunque sea por escrito, porque de viva voz no puedo hacerlo…Supongo que son tantas cosas las que puedo decir de él y no puedo expresar que si se me ocurre mencionarle me rompo, sin más. Se me fue el once de noviembre de 2012, después de diez meses de cáncer de pulmón, y es el día de hoy cuando tengo muy aceptado que nunca jamás en la vida aceptaré que no está. ¿Qué decir de él? De mi padre se podría decir sobre todo que era una persona que no se dejaba conocer con…

  • Reflexiones

    ¿Realmente la sinceridad es la Verdad?

    Cada día me sorprende más el concepto de la sinceridad tal como se usa actualmente. Algo me dice que en estos tiempos de la Postmodernidad, como básicamente se resumen en un cenagoso y hediondo “todo vale si me vale”,se le llama sinceridad a todo. Desde decirle a una persona que lo que lleva puesto, con todos los respetos, le hace parecer una vaca sarnosa, hasta entrar a una mujer para ligar con ella con una frase que a mí,que la escuché de labios de un amigo del interfecto que la usaba, me hizo sonreír hará la friolera de dieciséis años . La frase en cuestión es “hola, me gustan tus ojos, ¿me comes la…