• Reflexiones

    Llamar a las cosas por su nombre

    Es muy fácil juzgar a los enfermos mentales como personas que no viven en el mundo real,que no ponen de su parte para hacer una vida normal, que sólo quieren que la gente esté pendiente de ellos. Es muy fácil cuando la vida de uno es más o menos rutinaria, con un trabajo, una casa, una pareja, unos hijos…pero cuando la enfermedad mental vive contigo no es nada fácil vivir. De hecho,vivir se convierte en el mayor reto que uno se pueda imaginar. Algo que uno da por hecho, el levantarse cada día, para un TLP suele ser un reto.No se trata sólo de los síntomas, que uno tiene que llevar como mejor puede o sabe..Es sobre todo la incomprensión a casi todos los niveles,la…